Ubuntu, el alumno más aventajado de Linux

Una de las grandes ventajas que Linux tiene frente a su gran competidor, es que es un sistema operativo muy moldeable, que cualquiera con suficientes conocimientos informáticos, puede modificar a su gusto. Son estas propiedades, las que han posibilitado, que versiones como Ubuntu, hayan tenido un éxito fulgurante entre todos aquellos que ya estaban hartos de las infinitas actualizaciones de seguridad de Windows, su gran vulnerabilidad y  por  supuesto, la enorme cantidad de recursos que consume.

Los comienzos de Ubuntu

La idea con la que se comenzó a desarrollar lo que hoy conocemos como Ubuntu, nació en el año 2004 con del deseo de hacer que Debian, fuera algo mucho más sencillo y asequible para todos los usuarios. Para conseguirlo, antes de que la versión definitiva esté disponible para todo el mundo, se aplican todos los cambios creados para Ubuntu y se permite que los desarrolladores analicen todos y cada uno de los componentes, para garantizar que el nuevo software es totalmente estable.

Un software, que en un primer momento, se financió gracias al esfuerzo  de su impulsor Mark Shuttlewowth, el cual no dudó de desprenderse de su empresa principal, para destinar gran parte de sus beneficios a este nuevo proyecto. Con todo dispuesto y el proyecto candy girls masajes eroticos barcelona plenamente afianzado, en el año 2005 su fundador creó la Fundación Ubuntu, para garantizar que el desarrollo de las futuras versiones de Ubuntu.

Pero no todo fue tan sencillo como a simple vista parece, ya que varios años más tarde, se detectó que las aplicaciones con las que contaba Ubuntu, seguían siendo demasiado complejas para aquellos con pocos conocimientos. Para solucionarlo, Canonical tuvo la feliz idea de crear un centro de software de Ubuntu, en el que no solo se pueden buscar e instalar aplicaciones mucho más asequibles, sino que además es posible probar todas aquellas que han sido creadas por desarrolladores ajenos a la empresa y comprar las que mejor se ajusten a nuestras necesidades, utilizando la pasarela de pagos online de Ubuntu.

¿Por qué tiene tanto éxito Ubuntu?

Porque es la versión que mejor se adapta a las necesidades del usuario medio. Es muy sencillo de utilizar y todo se encuentra realizado, para que aquel que lo utiliza por primera vez, tenga una experiencia altamente positiva.  Al igual que el resto de sus hermanos, se encuentra distribuido bajo una licencia de código abierto y según las estadísticas, es elegido por casi la mitad de los usuarios que eligen una distribución de Linux para su ordenador.

Canonical, la empresa detrás del éxito de Ubuntu

Todo gran éxito, necesita a alguien que le de soporte y le ayude a mantenerse correctamente. En el caso de Ubuntu, el responsable de su despegue es Canonical, una empresa británica fundada  por el sudafricano Mark Shuttlewowth, que ha conseguido dar con la tecla del éxito, sin renunciar a los principios del software libre. ¿Cómo es posible que una empresa privada pueda ofrecer algo así de forma totalmente gratuita? Es posible, porque Canonical financia sus actividades comercializando servicios que se encuentran asociados al este sistema operativo y el soporte técnico.

Gracias a estos ingresos, Ubuntu puede seguir evolucionando sin problemas y poder ir integrando todas aquellas modificaciones interesantes, que van desarrollando cientos de programadores de todo el mundo. Pero no solo da soporte a la versión oficial, también dedican una parte de sus esfuerzos a versiones tan interesantes como Xubunto, Ubuntu GNOME…etc.

Linux el mejor competidor de Windows

Hasta hace una década, todo aquel que se compraba un ordenador, se veía obligado a doblegarse ante la supremacía de Windows y aprender a utilizar la versión del sistema que mejor se adaptara a las especificaciones técnicas de su PC, creado por Bill Gates. Una supremacía, que nadie había conseguido cuestionar, hasta que hizo su aparición en escena Linux. Un nuevo sistema operativo, basado en código abierto, el cual podía ser adaptado libremente por cualquier persona, siempre y cuando se distribuya bajo Licencia Pública General de GNU.

Aunque todo el mundo utiliza el nombre genérico de Linux para referirse a este sistema operativo, el nombre con el que fue creado y por el que se le conoce de forma mucho más técnica, es GNU/Linux. Un nombre, un tanto complicado de recordar por el usuario de a pie, que hace referencia a que tanto el proyecto original, como las diferentes versiones que se han realizado, utilizan las herramientas puestas a disposición de todo el mundo por GNU.

Los comienzos de GNU/Linux

A pesar de que gran parte de su éxito ha sido cosechado en los últimos quince años, gracias a la colaboración de multitud de desarrolladores, el proyecto GNU lleva en marcha desde hace más de treinta años. Este proyecto, es fruto del esfuerzo de Richard Stallman, un visionario, que creía firmemente en poder desarrollar un sistema operativo que tuviera como base a Unix y estuviera únicamente compuesto por software libre.

Un propósito, que sería continuado a principios de los años noventa sesso gratis por Linus Torvalds. Tras un arduo trabajo, en 1992 vería la luz, la que está considerada como la primera versión de Linux, la cual no llegó a lanzarse al mundo, ya que se pensaba que no estaba lo suficientemente trabajada para funcionar con fluidez.

No será hasta los años finales de los años noventa y principios del 2000, cuando Linux comienza a ser tenido en cuenta por el gran público. ¿Por qué tardó tanto en despegar? Porque había muy pocos programas compatibles con él y sobre todo, porque no había demasiado interés en crear versiones que fueran sencillas de configurar por los usuarios sin demasiados conocimientos (aunque tampoco nos extrañaría que Microsoft no moviera algunos hilos para detener el avance de la competencia)

¿Dónde se utiliza actualmente Linux?

Al ser mucho más liviano y adaptable que Windows, Linux ha comenzado a copa un mercado tan aparentemente cerrado, como es el de las supercomputadoras. Este hecho, ha provocado, que cada vez sean más los usuarios, los que miren con mejores ojos, instalar cualquiera de las versiones actuales de Linux en su ordenador personal.

Y no son los únicos, ya que aunque la mayoría de los usuarios lo desconocen, utilizan Linux en su teléfono móvil cada día. ¿Crees que imposible? Pues deja de creerlo, ya que sistema operativo que ter permite estar conectado con el mundo y hablar con todos tus amigos, Android, está basado en la tecnología de Linux.

Incluso, multitud de instituciones públicas de países como España, Alemania o incluso Brasil han creado sus propias versiones de Linux, para facilitar que sus comunicaciones sean mucho más fluidas. Y no solo eso, sino que algunas comunidades autónomas españolas, como por ejemplo Castilla-La Mancha, han distribuido su propia versión de Linux, al que bautizaron con el llamativo nombre de Molinux, para invitar utilizar esta tecnología a todos los ciudadanos.